Graciela Figueroa y la semana del encuentro, un antes y un después.

Por | Eventos Munay

Con casi treinta ediciones, la Semana del Encuentro con Graciela Figueroa se traslada este año al precioso emplazamiento de La Casa Toya, en Aluenda (Calatayud, Zaragoza) entre los días 25 de julio y 1 de agosto.

Serán días para recuperar en el propio ser las mejores certezas de salud, vitalidad, claridad, amor y capacidad de realización personal. El acompañamiento sensible y creativo de Graciela Figueroa es ya conocido y descansa en su virtud para acoger todo lo que pulsa en cada momento, de forma individual y grupal, como los ingredientes óptimos hacia el bienestar y la plenitud.  El cuerpo como vehículo de vida es un tesoro que responde y se vuelca activando y poniendo a tu servicio todo su potencial, cuando la escucha es genuina.

El movimiento corporal explorando su propia libertad -o, en un polo opuesto, acomodando su movimiento a la armonía de la coreografía colectiva- permite avanzar no solo hacia una alegría inmediata extraordinaria, sino también hacia preciosas conexiones neuronales quizá desconocidas, quizá para siempre…

El descanso, la danza, los estiramientos, el masaje, los silencios, la voz que crea, que se desahoga, que canta… son solo unos cuantos de los componentes que entran en juego en esta semana que para muchos marca un antes y un después en su relación consigo y con el mundo de todos los días.

La liberación de las cargas innecesarias y la nutrición en todos los niveles del ser, físico, emocional, vital, mental hacen de esta semana mucho más que un encuentro para la danza o para el masaje; mucho más que el descubrimiento de lo psico-corporal como un todo; mucho más que el abrazo inmenso a todo cuanto eres; mucho más que las mejores vacaciones posibles…

Lola Bastos. En Madrid, a 10 de abril de 2016